Cómo mantener el repertorio

¿No es desmoralizador cuando intentas interpretar una obra que hace unos meses habías aprendido, no logras recordarla y tienes que aprenderla desde cero? ¿Cuántas obras eres capaz de mantener en tu repertorio en un momento dado? ¿Cuánta práctica necesitas para recuperar una obra que ha empezado a disolverse por los recovecos de la memoria?

Sin duda, para mantener vivo un repertorio, será necesario practicarlo a lo largo del tiempo. No podemos pretender, una vez que hemos aprendido una obra, guardarla en un cajón, no saber más de ella en meses y un buen día pensar que la podemos tocar de nuevo así como así.

El problema es que el tiempo de estudio es limitado y tampoco podemos pretender tocar todos los días todas las obras que hemos aprendido a lo largo del tiempo, a la vez que reservamos tiempo para aprender otras nuevas, hacer ejercicios técnicos, etc. Entonces, ¿cuál es la mejor estrategia?

Hace poco me encontré con un blog que hablaba acerca de la regla del 1-2-4. En dicho blog, el autor hace referencia a un libro titulado “Use Your Head” de Tony buzan en el que se describe, entre otras cosas, un patrón de tiempos de estudio para la memorización. El autor del blog saca sus propias conclusiones, que son, a grandes rasgos, interpretar la obra cada cierto tiempo para no olvidarla, espaciando gradualmente los períodos en los que no la interpretamos, en función de un patrón específico. Propone el siguiente plan:

Plan 1-2-4

Después de haber estudiado y memorizado una pieza:

Fase 1 (días)

– Descansar de la pieza 1 día
– Revisar la pieza el resto de días de la semana
– Descansar de la pieza 2 días
– Revisar la pieza el resto de días de la semana
– Descansar de la pieza 4 días
– Revisar la pieza el resto de días de la semana

Fase 2 (semanas)

– Descansar de la pieza 1 semana
– Revisar la pieza durante la siguiente semana
– Descansar de la pieza 2 semanas
– Revisar la pieza durante la siguiente semana
– Descansar de la pieza 4 semanas
– Revisar la pieza durante la siguiente semana

Fase 3 (meses)

– Descansar de la pieza 1 mes
– Revisar la pieza durante la siguiente semana
– Descansar de la pieza 2 meses
– Revisar la pieza durante la siguiente semana
– Descansar de la pieza 4 meses
– Revisar la pieza durante la siguiente semana
– Etc. (8, 16, 32… meses)

Tal vez me anime a ponerlo en práctica con 3 ó 4 obras.

Anuncios